Publicado el Deja un comentario

Los huesos carnosos en la Dieta BARF

huesos carnosos

204 total views, 2 views today

Los huesoso carnosos, son los que más quebraderos de cabeza producen en los dueños que alimentan con una dieta natural.

¿Cuantas veces has leído que los huesos carnosos deben ser carnosos? Yo miles, y miles de veces y  lo volveré a repetir.

Es importante que los huesos que les damos en la ración diaria de comida, estén rodeados de carne, mínimo 50% de carne, porque esta carne mantiene el hueso en el interior, y ayuda a que el trozo de carne, pase sin problemas por el esófago de tu perro, ya sabes que no mastican mucho, de esta forma, la carne une los trozos mordidos y lo dirige en un bloque hasta el estómago.

Otra frase de primero de BARF, relacionada con errores con los huesos, los huesos siempre deben darse crudos.

No es que nos guste dar los huesos crudos para que nuestros perros parezcan lobos domésticos, ni nos hemos vuelto locos, el hueso crudo es flexible, tiene un contenido de agua importante que lo hace más digestible.

Al cocinar el hueso, digo cocinar, pero me valen los términos, hervir, pasar por agua e incluso secar al aire, este hueso, pierde el agua, por lo que se vuelve más duro y puede dar problemas digestivos.

No solo porque puedan hacer heridas internas, al ser más difícil su digestión, sino porque al no tener agua, va a intentar raptar agua.

Si no consigue agua suficiente de los alimentos ingeridos, se producirán compactaciones (heces duras que no salen solas).

Además nuestro amigo beberá excesivamente agua, para hidratarse, pudiendo dar lugar a una dilatación de estómago.

Otro error relacionado con los huesos es el que comenzar con una cantidad alta de huesos carnosos en la dieta, o huesos carnosos con poca carne.

Sé que los huesos carnosos suelen ser la parte más económica de la dieta de nuestros animales, pero no podemos darle un 70% de cuellos de pollo (por poner un ejemplo) a un perro, sin tener en cuenta que esos cuellos no tienen un 50% de carne, lo que origina estreñimiento en los perros e incluso vómitos en algunos casos, por un exceso de hueso en la dieta.

Eso como daño inmediato, pero si se mantuviera una dieta muy alta en huesos, podemos tener un exceso de calcio en el organismo, lo que dará lugar a problemas más adelante, como por ejemplo, problemas articulares, cálculos urinarios, etc.

Solo se da un 70-80% de hueso carnoso, cuando usamos piezas de animales enteros con su carne alrededor, por ejemplo, al dar un pollo entero, porque en este caso estamos dando el animal entero que se comerían en la naturaleza, lleva la proporción ideal de hueso y carne, por lo que no tenemos que hacer distinción cuando calculamos huesos carnosos y carne, puedes unirlo.

Para los demás casos, mejor mantener las proporciones entre el 50-60% y siempre haciendo caso a las heces de nuestros niños, que son un gran indicativo de la cantidad de hueso que comen.

Las heces blancas y duras no deben ser las heces normales que recoges a diario (porque hay que recogerlas )

Fuente: http://www.naturzoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *